martes, 30 de septiembre de 2014

Pin It

Widgets

4 tips para volverte la CEO de tu vida amorosa


Que una mujer sea exitosa no es casualidad ni cuestión de suerte. Incluso aquella que se ganó la lotería, tuvo que comprar el boleto para participar. Es tiempo de asumirnos como dueñas y jefas de nuestra vida amorosa y de tomar responsabilidad de nuestras decisiones. Ya fue suficiente de dejarlo al destino, ¿no creen?
Acá les paso 4 sencillos tips para retomar el poder:
1. Toma las riendas
El primer paso es reconocer que tu vida amorosa está en tus manos, así que toma el control y acepta que para que las cosas cambien, debes cambiar TÚ primero. Es necesario también, abandonar el papel de víctima, dejar de culpar a los hombres o a nuestros padres por lo que nos sucede. En vez de decir que todos los hombres son iguales, pregúntate si no serás tú la que no está preparada para un buen hombre. Si quieres atraer a un hombre maravilloso, deberás ser maravillosa tú. De lo qué pides,  ¿qué es lo que ofreces? Recuerda que lo similar se atrae.
2. Entrevista
Una mujer a cargo de su vida, hace preguntas directas pues quiere tantear el terreno y saber si la relación tiene posibilidades. Imagina pues, que esta es tu propia empresa y que estás a punto de contratar a un nuevo empleado. ¿Qué harías?
Es típico que en las primeras citas, nos desvivimos por mostrar nuestra mejor cara para  agradarle, hablamos de nuestros logros y de aquellos pasatiempos que nos hacen interesantes, pero no nos tomamos el tiempo suficiente para cuestionar a la otra persona. Preguntas como: ¿cuál es tu sueño/meta?, ¿a qué aspiras, qué te apasiona?, ¿cómo te ves en unos años? Nos ayudan a conocerlo más.
Si quieres saber, atrévete a preguntar, pregunta sin pena, escucha atentamente y observa. Cuando vamos a comprar por ejemplo, un aparato, a rentar un coche o un departamento, hacemos muchas preguntas, probamos, analizamos y si nos conviene entonces aceptamos. Sin embargo, cuando se trata de la pareja, por lo general nos da miedo. Quizás miedo a asustarlo, a que nos rechacen, o a la decepción de que nos digan algo que no queremos escuchar; pero más vale saber, ¿no crees? Preferible decepcionarse al principio y no después de los meses o años. Una mujer que es jefa de su vida, valora su tiempo y el de la otra persona, así que se asegura tener el panorama claro y establecer límites sanos.
Para leer el resto dale click aquí -> Púrpura