lunes, 28 de abril de 2014

Pin It

Widgets

No creas lo que un hombre dice




No chicas, no se asusten. No es que me volví man hater ni nada por el estilo. Este post no busca atacar a los hombres, sino todo lo contrario, la idea es ponernos listas y mejorar nuestras relaciones. Para las que aún no están relacionadas con la Kabbalah, les comparto uno de los conceptos: "No creas lo que un hombre dice, sólo observa lo que hace". 
Por ejemplo, el hombre que te dice que te extraña, que eres lo mejor que le ha pasado, que le haces falta, que no es nada sin ti, bla, bla. Y por otro lado, no mueve un dedo por verte, no te llama ni te busca y parece tener tiempo para todo, menos para ti. A mi me pasó alguna vez, que me bajaron el cielo, la luna y las estrellas y caí rendida. Pero poquito a poquito, fue sacando el cobre y comencé a notar la incongruencia.Y luego pensé, ojalá hubiese sido más atenta. Y es que claro, se agradecen los piropos y todo ese romanceo, pero al final de cuentas, ¿De qué sirve si no hay un sustento? 
Y lo mismo ocurre al revés, puede que el chico en cuestión sea de pocas palabras pero a la hora del ruedo, te demuestra con acciones lo mucho que le importas. 
Y es que admitámoslo, nos encanta que nos hablen bonito, que nos hagan sentir como reinas. Como dice Isabel Allende: "Para las mujeres el mejor afrodisíaco son las palabras". Pero chicas, no dejemos que nos nublen los sentidos, pongamos atención a las acciones, a los hechos. 
De acuerdo a la kabbalah, hablar para los hombres tiene mucho menos significado que para las mujeres. Y si lo pensamos, tiene mucho sentido, hablando es como ellos consiguen un trabajo, se venden a si mismos, alcanzan el éxito o resuelven conflictos.  Para la mayoría de los hombres, hablar es un medio para lograr un objetivo específico. Por lo tanto, sobre todo en la etapa inicial de la relación debes ser especialmente cautelosa. Cabe destacar, que hay excepciones a la regla, pero en general los hombres le dan mucho menos valor a las palabras que nosotras. 
Mientras escribía este artículo me vino a la mente, una frase de Sherry Argov: "Los hombres no reaccionan a las palabras, sino a la falta de contacto" y creo que va muy de la mano. Vamos a poner un ejemplo, imagina que últimamente tu pareja no te dedica el tiempo suficiente y  no valora la relación. En vez de lanzarle el trillado: "tenemos que hablar" y sentarte a conversar sobre el estatus actual de su relación, te vas al spa a hacerte un masajito, al café con tus amigas, a visitar a tu mamá, te inscribes a unas clases de cocina, de yoga etc. Lo que sea que te haga reconectar contigo misma y te levante el ánimo. Y entonces ahora, al no estar siempre disponible, la dinámica cambia. Los hombres quieren lo que no pueden tener, lo que les representa un reto. 

Espero les sirva este artículo y recuerden, las palabras se las lleva el viento,
Ponle amor,
La Chica Bien