lunes, 13 de enero de 2014

Pin It

Widgets

El 2014 es un año para...

Chicas,
Como sigo en el mood de la reflexión, quiero compartirles algunos tips para hacer de este año algo muy bonito y sobre todo enriquecedor. Me inspiré en una de mis series favoritas: Sex and The City y de corazón espero que les sirva y puedan compartir también con las mujeres queridas en su vida. 
Este 2014 es un año de compromisos, de cambios y mucho avance, se trata de:

1. Enamorarte de tus imperfecciones
Nadie puede amar lo que no conoce. Así que escanéate bien para identificar aquello que te hace tú, lo que te hace diferente de los demás. Puede ser una cicatriz, una verruguita, unas cejas bien pobladas, etc. Es importante aprender también qué colores nos van mejor según nuestro tipo de piel. Una vez te conozcas, podrás sacar provecho de tus atributos e incluso encariñarte con aquello que de entrada no te parecía tan atractivo. Después de todo, nadie es perfecto.


2. Comprometernos
Como siempre les digo, hay que darnos a nosotras mismas eso que esperamos recibir. Y una vez nos lo proveamos, podemos darlo también a los demás. Esta vez, quiero hacer un énfasis en el compromiso. ¿Cuántas veces hemos dicho que vamos a inscribirnos a tal maratón, o a un curso para aprender algún idioma, que ya vamos a ahorrar para irnos de viaje, etc? Y al final,  no concretamos por una u otra razón. Así que este año, honremos los compromisos con nosotras mismas. Vamos a establecer un plan con pasos específicos y viables para lograr nuestras metas. Dejemos de quedarnos en ideas y comprometámonos con los cambios. Dejemos el papel de víctimas y tomemos responsabilidad de nuestras acciones. Adiós, a la bella durmiente que se queda esperando al príncipe, este año nos levantamos y nos ponemos en marcha. Quedarnos esperando a qué cierta cosa cambie o llegue, te dejará estancada. Empieza hoy con lo que tengas.  Empecemos hoy. 


3. Disfrutar más 
¿Y si este año decidimos quejarnos menos del clima, de nuestra soltería, de qué no nos alcanza el dinero, etc y aprendemos a disfrutar lo qué si tenemos?
Este año saquemosle jugo a  la etapa en la que nos encontramos cualquiera que sea (desempleada, divorciada, soltera, casada) y busquemos lo positivo. Una amiga que está en busca de trabajo por ejemplo, está aprovechando para leer muchísimo, para disfrutar a su hijo y para realmente encontrar un trabajo que le llene. Quejarnos nos drena, nos desgasta y no nos lleva a nada. Así que adoptemos una nueva técnica, vamos a valorar y agradecer por lo que tenemos. Si hoy llueve, por ejemplo, piensa que la lluvia viene a limpiar, es fertilizante, nutritiva y necesaria. De la forma en que ves lo que sucede en el exterior, se encuentra tu interior. Así que ojo. 


4.  Poner en práctica lo que hemos aprendido
Sin importar la magnitud de nuestros errores, siempre hay algo que aprender. Pero la cosa no termina ahí, es importante detenernos y reconocer nuestras oportunidades de mejora. Por ejemplo, si se trata de relaciones analiza tus últimas parejas y busca patrones. Algunas lecciones siguen repitiéndose porque no hemos aprendido. Los hábitos no son fáciles de romper pero con dedicación podemos evitar cometer los mismos errores y hacer de nuestras siguientes relaciones algo mucho más sano. Así que toma, una pausa y reflexiona. ¿Qué es lo qué terminan sucediendo en la mayoría de mis empleos, de mis relaciones, con mi familia? Haz un compromiso contigo misma para salir del ciclo. Cuando entres en una nueva relación, hazlo con tus patrones y causas en la mente. Haz un esfuerzo consciente para esta vez hacer bien lo que sueles hacer mal


5. Alegrarte por el éxito de los demás
Como les conté en el artículo de -> Deja de compararte , cada uno tenemos un propio camino y talentos para brillar. Hace unos días leí también que aquello que nos produce envidia, es un llamado para ponernos a trabajar más duro. Por ejemplo: subieron de puesto a tu compañera, la nueva novia de tu ex está flaquísima, etc. Lo que envidias, es lo que deseas. El sentirlo no te lo dará, sino al contrario. Si ella lo tiene es porque es posible, así que motívate y deséale lo mejor. 


Vamos con todo este año,
Ponle amor,
La Chica Bien