viernes, 14 de junio de 2013

Pin It

Widgets

El arte de dejar ir


Tal vez llevas días o semanas haciendo changuitos para obtener algún trabajo, para que el chico que te trae loca te llame, para lograr esto o  lo otro. Y has intentado de todo, ya prendiste la vela, el incienso, te visualizaste, afirmaste y decretaste a más no poder y aún así no se ha dado.
Cualquiera que sea la situación, momentos como este nos permiten evolucionar y trabajar aspectos como paciencia y mi favorito: “el arte de dejar ir”.
Saber cuándo debemos seguir insistiendo y cuándo es tiempo de rendirnos  es muy importante ya que una vez identificamos la diferencia es más fácil enfocarnos en cosas que valen la pena y que realmente tenemos el potencial de cambiar.  Dejar ir representa madurez y aprender a hacerlo requiere de práctica.  Se trata de elegir sentirnos en paz soltando el control de las situaciones.
Una de mis frases predilectas en tiempos de ansiedad es: “La felicidad es como una mariposa. Cuanto más la persigues, más huye. Pero si vuelves tu atención hacia otras cosas, ella viene y suavemente se posa en tu hombro.” Thoreau
Creo que todas en algún momento nos hemos obsesionado con alguien o algo. Estar revisando el celular o el correo electrónico cada dos segundos no hará que la respuesta llegue más rápido. Y esto no significa que no debes dar lo mejor de ti, se trata de hacer nuestra parte y dejarlo ir.
Es cuestión de soltar las expectativas y la obsesión por equis resultado. Fija tu intención y confía en que todo lo que sucede siempre es para tu bien. No lo forces, puede haber algo para ti aún mejor de lo que esperas. Deja que la vida te sorprenda. 

Te dejo una frase muy linda:
“Aquellos que están seguros del resultado pueden esperar y esperan sin ansiedad” –Un curso en Milagros.

Inpirado en las enseñanzas de la fabulosa Mia Astral (miastral.com)

Ponle amor,

La Chica Bien