martes, 24 de enero de 2012

Pin It

Widgets

Miel, té y azúcar

 Una vez más la naturaleza, sale en nuestro rescate para lograr una piel suave y radiante.
 ¿Sabías que la miel es un excelente antinflamatorio?
Tiene propiedades antibacterianas y además es soluble en agua y aceite, por lo que resulta un producto ideal para lavarse el rostro.

Te recomiendo mantenerla en el lavamanos, dentro de una cajita que puedas cerrar herméticamente. Utilizarla es muy sencillo, toma un poco con los dedos húmedos y espárzela por tu cara. Además puedes, frotarte con alguna toallita y después enjuagar. 



Otra receta muy sencilla y eficaz es usar té verde y azúcar. Simplemente hierve una taza y media de agua. Añade dos  sobrecitos de té verde y 3 cucharadas de azúcar granulada. Moja un trapito en la mezcla y frótalo en tu cara. Después de esto, enjuaga.

El té verde es un antioxidante que te ayudará a lucir una piel más jovén. Mientras que el azúcar actúa como un exfoliante e hidratante.

Ponle amor,

La Chica Bien